Venezuela

En 1952 Mons. Crisanto Mata Gova, Obispo de Cumaná, movido por su celo apostólico y Caridad hacia los pobres, fundó varias obras educacionales en si Diócesis, una de las cuales fue la casa Hogar nuestra Señora del Valle. Este nombre lo dio el pastor en homenaje a la Patrona del oriente venezolano. Dos años después de fundada la Casa hogar, en abril de 1955, abrió la Comunidad de Siervas de Santísimo, por generosa invitación que en dicha ocasión hizo Mons. Mata a la R. Madre Celina de la Eucaristía quien en ese entonces era la superiora general del instituto.


La obra fue fundada para preservación de niñas y adolescentes de escasos recursos económicos y de hogares irregulares e incompletos. No obstante se recibían niñas provenientes de hogares sin problema.


El ideal del fundador, Mons. Mata, fue dar a las niñas de la casa Hogar una formación cristiana basada en le conocimiento amoroso de Cristo, la devoción a la Santísima Virgen y el respeto a los semejantes, repartirles enseñanza primaria, según los programas oficiales del ministerio de educación e iniciarlas en las labores y artes domésticos como recursos prácticos  para la vida.